DESTACADO

Jornada clave en el juicio contra el intendente y funcionarios

Benítez y Montiel brindaron detalles de como se comfeccionaban las planillas de "planes sociales" en la oficina de García Fariña.

En la cuarta jornada del juicio contra el intendente Diego Caram y funcionarios municipales, se presentaron declaraciones de personal vinculado a la oficina de Recursos Humanos, específicamente a la jefatura de personal a cargo de Solange García Fariña en 2019. Fue el turno de los testigos Mario Montiel y Noelia Benítez, quienes en ese momento trabajaban con una de las funcionarias procesadas.

 

Según los testimonios, García Fariña era la responsable de confeccionar las listas de los denominados «planes sociales» destinados a empleados que se encontraban en situación irregular, trabajando en negro para el Municipio.

Uno de los testimonios más relevantes fue el de Noelia Benítez, quien formaba parte del equipo de García Fariña, quien actualmente enfrenta cargos por la elaboración de listas de personas ficticias que nunca recibieron un salario municipal, pero que figuraban como empleados pagados en el sistema.

Estas declaraciones fueron de suma importancia para el juicio, ya que son testimonios del personal. «Yo recibía la información del personal bancarizado y cargaba para pasar a Montiel, la recepción del personal no bancarizado lo hacía nuestra jefa Fariña. Cargaba y lo guardaba en un pendrive. La carga lo hacía nuestra jefa», reveló Benítez ante el tribunal.

«Llegaban por informes de las áreas, cada encargado de área informaba con el personal que contaba. Nuestra jefa en ese momento era la que recibía la información. Se llevaba a la Secretaria de Haciendas y se pagaba en Tesorería», agregó y luego concluyó: «Todo se guardaba en un pendrive que manejaba Solange García Fariña».

«Llegaban por informes de las áreas, cada encargado de área informaba con el personal que contaba. Nuestra jefa en ese momento era la que recibía la información. Se llevaba a la Secretaria de Haciendas y se pagaba en Tesorería, llevaba la firma del encargado del área y del Intendente», culmina.

 

Por su parte, Mario Montiel quien en ese año trabajaba en sistemas declaró: «El sistema de seguridad de la Municipalidad es vulnerable. Cualquier persona podía sacar información del sistema (…) yo cobraba un adicional por hacer mantenimiento. Todos sabían que yo hacía un backup para mantener la información».

 

Respecto a la planilla con las listas de los planes sociales Montiel dijo que «es un excel con el liquido de sueldo. Nosotros trabajábamos de corrido y llegábamos trabajo a la casa, por eso todo se tenía en un pendrive».

 

El juicio continúa avanzando, y se espera que más testimonios y pruebas salgan a la luz para esclarecer las irregularidades denunciadas y determinar las responsabilidades correspondientes en este caso que ha generado gran controversia en la comunidad local.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba