Su hijo se había perdido hace un mes en Perú, ella viajó y lo encontró

Minuto Mercedes

Buscamos la verdad y te la contamos 💻📱

Nacionales

Su hijo se había perdido hace un mes en Perú, ella viajó y lo encontró

Fabiana Benestante, oriunda de Pigüé, llegó a Lima para intentar hallar a Francisco, de 24 años, que en medio de un proceso de depresión estaba extraviado desde el 23 de diciembre del año pasado. Con la ayuda de amigos del chico y la policía peruana, lo halló en uno de los barrios más peligrosos de esa capital. “Estaba flaco, sucio y con la ropa en mal estado”. El regreso será en micro, y calculan que estarán en su casa en cuatro días

 

La mujer había arribado la noche anterior junto a su hijo mayor, Agustín, y fue recibida por uno de los amigos de Francisco, Kevin, quien aparentemente ya tenía conocimiento de la zona por la que se movía el muchacho extraviado en los últimos días, ya que enseguida orientó a Benestante para que se acercara al lugar.

Cuando por fin alcanzaron La Victoria era la una de la madrugada, por lo que la madre de Francisco acudió a una dependencia policial para hacer la denuncia y dar con su hijo. Según contó, Kevin (a quien Fabiana llama “el Ángel de la Guarda” de Francisco) acompañó a los efectivos a recorrer el lugar, hasta que lo ubicaron.

En este momento la mujer se encuentra en el Consulado Argentino en Lima, donde se quiere asegurar de que los papeles de su hijo estén en orden para que pueda regresar a nuestro país sin problemas. Desde allí publicó en Facebook: “¡Graciasssss! ¡Infinitamente agradecida a todos, sus energías me ayudaron, nunca dudé de que lo iba a encontrar!

Francisco en Perú con amigos.

Francisco en Perú con amigos.

La idea de la mujer es regresar por tierra, por lo que recién estará en Pigüé -donde vive la familia- en aproximadamente cuatro días.

Cabe recordar que a mediados de diciembre del año pasado, Fabiana también lo había ido a buscar tras comprobar que Francisco atravesaba un período de depresión, pero que las autoridades migratorias peruanas no lo habían dejado salir por problemas con su documentación. Ella le contó a Infobae que subió al avión que la trajo de regreso con la promesa de que su hijo, tras solucionar el papeleo, retornaría al país.

El último contacto había sido el 23 de diciembre, cuando él le dijo “quedate tranquila, mamá. Estoy bien. Voy a pasar Año Nuevo con ustedes en Pigüé”.

Comment here