“Chori”, su adicción, la muerte de su madre y su familia

Minuto Mercedes

Buscamos la verdad y te la contamos 💻📱

Locales

“Chori”, su adicción, la muerte de su madre y su familia

Dibujante, querido por todos y el por qué de su adicción al alcohol. Su alegría en las noches de Mercedes. La historia de un personaje urbano que no pierde vigencia con el correr de los años.

 

Hace un tiempo atrás “Chori” fue noticia por haber ingresado a un supermercado de origen oriental, dónde se llevó algunas bebidas sin haber pagado, el video se viralizó. Rápidamente los opinólogos y campeones de la vida no dudaron en atacarlo,  claro está que fueron los mínimos. Hubo muchas personas que lograron comprender a un tipo que está enfermo, pero que desparrama bondad y alegría en cada fiesta de la cual participa.

 

 

“Chori” como el resto de los mortales, en algún momento pasará a ser simplemente un recuerdo de todos los que quedarán un tiempo más en el mundo. Pero pocos conocen el motivo de su apego al alcohol, de sus primeros pasos, de su vida previa, de lo familiero que es y supo ser.

 

El amor por su familia:

Según cuenta su sobrina, Valeria Belén: “Chori trabajaba en la fábrica de ladrillos o con papá haciendo changas, pero siempre tenía unos pesos, y hasta nos compraba caramelos. Todas las tardes con su pava y su mate que la verdad no recuerdo cuando fue que decidió cambiar su mate por el vino”. Refiriéndose a esa vida que pocos de los mercedeños conocemos de quien es un pedazo de las noches de la ciudad.

 

Sus inicios en el  alcohol:

No todos están al tanto de su vida, de quién es realmente Pedro Omar Ramírez quien el 13 de diciembre estuvo cumpliendo 48 de una intensa vida. Su sobrina cuenta que “no siempre fue así, cuando éramos chicos nos hacía los mejores dibujos para plástica,era un gran dibujante, recuerdo que cuando mi hermano era chico, y era el único varón, él le tenía adoración y como no tenia plata le hizo un camión grande de madera dónde le alzaba y con una piola lo paseaba”.

Su ídolo de chico y su amor por su barrio:

Cuando va cantando con sus pasos llenos de carisma y su simpatía para poder convencer a cualquiera de que le convide un trago de su bebida, muchas veces “Chori” manifiesta su amor por Tiro Federal y el orgullo de vivir en el barrio San Pedro. “Dicen que era el mejor jugando al fútbol, de 7 le gustaba jugar cómo Walter Pico, el famoso jugador de Boca Juniors”, añade su sobrina quién también es fanática de Boca, como la mayoría de su familia.

 

Ana, su sostén: 

 

Siempre tenemos a alguien que nos cuida, que nos protege, que se preocupa por nosotros. En la vida de “Chori” esa persona es Ana, quien lo cuidó desde chico.: “La que lo reta cuando anda borracho y no puede soportar que se rían de él, esa que saca de donde sea para llevarle su desayuno que debe ser leche con cocido y pan o fariña si hace frío, porque debe ponerle “la pastillita” para que ande bien, esa que debe dejarle un plato de comida más cada medio día regrese o no a su casa”.

Ana
Ana, la mujer que cuida a “Chori”

Su tratamiento:  

 

Ana no sólo se preocupa por brindarle la posibilidad de alimentarse todos los días, sino también se ocupa de él cuando anda mal, cuando hay que intensificar su tratamiento: “Va y viene pidiendo turno con psiquiatra, buscando la “pastillita” para él cada mes y ahora esa inyección que debe ponerse mensualmente, esa que nunca le hizo un sueldo, pensión o nada que se le parezca a él para que la gente no hable, esa que en lugar de alimentar 7 bocas alimenta 8 porque siempre lo incluyó”. Revela su sobrina, quien es hija de Ana.

 

La historia de “Chori” puede ser distinta a la de muchos pero con matices similares. Una vida con conflictos, un hombre que quizás no haya podido superar la partida de su mamá pero que al final es una persona noble que cuenta con el afecto de los suyos y de muchas de las personas que lo hemos visto caminar las calles de nuestra ciudad.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comment here