A tres mochileros franceses perdidos en el campo los encontraron gracias a su perro

Minuto Mercedes

Buscamos la verdad y te la contamos ūüíĽūüďĪ

Nacionales

A tres mochileros franceses perdidos en el campo los encontraron gracias a su perro

La Policía los empezó a buscar porque, tras 8 días, el animal llegó solo a la casa donde se hospedaban, en Sarmiento.

 

Advertisements

Puede que pasen varias mascotas por sus vidas, pero sin dudas Yoko no ser√° una m√°s. El perro quedar√° en la historia y en las an√©cdotas ser√° recordado como el h√©roe de una odisea propia de una novela de aventuras, en la que tres mochileros franceses decididos a cruzar la frontera con Chile en bicicleta pudieron ser rescatados gracias a su “corazonada”. Los viajeros estaban perdidos en medio del campo, pero la haza√Īa fue posible gracias a una traves√≠a de 8 d√≠as que el animal hizo para volver hasta la casa donde su due√Īo se hospedaba, en la localidad sarmientina de Pedernal, para avisarle a la gente del lugar, de alguna manera, que algo no andaba bien.

 

La conmovedora historia tuvo su principio el pasado lunes 1 de julio, cuando Bernard Simon Gilbert (22), Blanquer Lovis (21) y Bernuch Goldestein (22), todos oriundos de Breta√Īa, al noroeste de Francia, llegaron hasta la casa de la familia Invernizzi, en el callej√≥n Torres, Pedernal, buscando albergue para luego seguir con su plan de cruzar hacia Chile en bicicleta. Ya hab√≠an conocido gran parte de Sudam√©rica, pero una de sus deudas era pisar tierras trasandinas y por eso buscaban cruzar por Mendoza, a trav√©s de Uspallata. Pero lo que m√°s conmovi√≥ a los Invernizzi era que los tres j√≥venes iban acompa√Īados de un perro. “Cuando me vine a Argentina no ten√≠a d√≥nde dejarlo ni qui√©n lo cuidara, adem√°s de que es otro compa√Īero de viaje para m√≠”, cont√≥ Simon, que lleg√≥ hace dos meses al pa√≠s con Yoko, su perro macho. En C√≥rdoba se junt√≥ con sus otros dos compa√Īeros de ruta y continuaron viaje en bicicleta hasta San Juan, donde recorrieron la ciudad y luego pararon en Sarmiento antes de seguir con su traves√≠a. Yoko viaja con ellos corriendo a la par o en un carro que ellos improvisaron para llevarlo cuando se cansa.

Cerca del mediod√≠a de aquel d√≠a, los franceses se despidieron de sus hospedadores y partieron por la Ruta 153 para llegar a la localidad mendocina. Sin embargo, en la ma√Īana del pasado martes, 8 d√≠as despu√©s, los Invernizzi se encontraron con una inesperada sorpresa: el perro, Yoko, estaba ladrando en la puerta de su casa. La visita fue grata al principio, pero durar√≠a poco al notar que el animal estaba solo y que sus due√Īos no andaban por los alrededores. Con el correr de las horas la preocupaci√≥n fue en aumento y por eso alrededor de las 13 decidieron acudir a la Polic√≠a para denunciar un posible extrav√≠o. As√≠, pesquisas de la Subcomisaria Soria de Los Berros, a cargo del comisario Jorge Petcovich, iniciaron un operativo que tuvo final feliz tras 8 intensas horas de b√ļsqueda. Los muchachos estaban cerca de Uspallata, en un lugar inh√≥spito, sin se√Īal y puestos a resguardo en una especie de camping, a la espera del milagro que finalmente se cumpli√≥.

Todos juntos. Al centro, los tres franceses posando junto a la familia Invernizzi.

¬ŅQu√© ocurri√≥? Seg√ļn cont√≥ el propio Simon a DIARIO DE CUYO, Yoko se sali√≥ del camino cuando intent√≥ ir detr√°s de unos guanacos y fue all√≠ cuando lo perdieron. “Despu√©s de unos d√≠as sin verlo nos empezamos a preocupar y nos metimos en las monta√Īas para buscarlo, durante cuatro d√≠as”, afirm√≥. Todo indica que el perro, al perder el rastro de sus due√Īos, volvi√≥ al lugar desde donde partieron en Pedernal y de esa manera fue posible el final feliz. Ayer los franceses se reencontraron con su compa√Īero de aventuras, que mientras ellos eran buscados estuvo al cuidado del personal de la Subcomisar√≠a. “Ahora que estamos todos podemos seguir el viaje”, cerr√≥ muy emocionado el joven. Y siguieron.

Comment here