Internaron de urgencia a uno de los criminales más famoso del país

Minuto Mercedes

Buscamos la verdad y te la contamos 💻📱

Nacionales

Internaron de urgencia a uno de los criminales más famoso del país

Uno de los asesinos seriales más famosos de la historia del crimen de Argentina, Carlos Robledo Puch, preso desde hace 47 años, tuvo que ser trasladado de urgencia a un hospital en las últimas horas en la ciudad bonaerense de Olavarría. Según trascendió, el criminal fue internado a raíz de su cuadro de salud.

Según confirmaron fuentes penitenciarias a NA, Robledo Puchtransitaba por un cuadro depresivo, por lo que fue atendido este miércoles en el Hospital Municipal Doctor Héctor M. Cura. Si bien allí le dieron medicación desde el área de psiquiatría, el pasado jueves por la mañana comenzó a presentar vómitos, por lo que tuvo que quedar internado.

Así, fuentes cercanas al preso indicaron que “al parecer le cayó mal la medicación que le dieron. Ahora le están haciendo estudios”. Por otro lado, desde el hospital en el que se encuentra internado, y según trascendió, Robledo Puch habría sufrido una obstrucción intestinal, por lo que se creía que iba a permanecer internado hasta tanto se establezca la gravedad de la afección y sea medicado.

Esta no es la primera vez que el famoso asesino sufre de problemas de salud que lo obligan a dejar la prisión en donde cumple su condena. De hecho, en mayo de 2016, Robledo Puch había sido trasladado desde el penal de Sierra Chica a la Asesoría Médica de San Isidro para que le realizaran una serie de estudios médicos a fin de aplicarle el tratamiento contra el EPOC que sufre.

Esa fue la primera vez que Robledo Puch, conocido también como “El ángel negro” y condenado por 11 homicidios y 17 robos, salió de la cárcel luego de permanecer 44 años tras las rejas. Tras las últimas noticias, el homicida volvería a permanecer fuera de su celda hasta que su estado se normalice.

Además, en abril, según su informe médico, Robledo hizo un pedido para ser tratado de una una hernia inguinal, pero al parecer no tuvo respuesta. También, junto con su lucha contra el EPOC, una enfermedad pulmonar obstructiva crónica, sufre de asma desde que cayó preso.

A pesar de que sus allegados aseguran que su estado de salud no es bueno, hay quienes no dejan de imaginar que estas recurrentes salidas al hospital podrían ser excusas para conseguir fugarse. Estas sospechas están impulsadas por lo sucedido en 1973, cuando Puch se fugó de la cárcel de La Plata y estuvo tres días en la calle. Si bien en el 2010 creyeron que había vuelto a escaparse, se trató de una travesura y el detenido sólo se había escondido en un rincón.

Comment here