Le robaron el auto con su hijo adentro y lo salvó de milagro: víctimas indignadas por la condena a sus atacantes

Minuto Mercedes

Buscamos la verdad y te la contamos 💻📱

Policiales

Le robaron el auto con su hijo adentro y lo salvó de milagro: víctimas indignadas por la condena a sus atacantes

Así se lo dijo el fiscal a la peluquera Claudia Crespo, quien aún tiene consecuencias de las fracturas en el intento de rescatar a su hijo de 6 años. El nene no se quiere quedar solo por miedo a que se lo lleven.

En julio del año pasado una mujer y su hijo de seis años fueron asaltados por dos delincuentes que los abordaron cuando salían en auto de su vivienda del barrio San José, del partido bonaerense de Almirante Brown. Arrojaron a la madre al suelo y le provocaron fracturas en varias partes del cuerpo, escaparon en el vehículo robado con el menor a bordo y lo tiraron al asfalto unos 200 metros después.

Me llamó el fiscal para decirme que el juicio es el 13 diciembre y que lo que les van a dar son entre 5 y 5 años y medio de prisión. Me preguntó si iba a ir, no quiero. Ya la llamadme puso mal.

Claudia Crespo quien aún sigue con tratamiento con un kinesiólogo por la fractura que tuvo en su rodilla y su muñeca. Ella y su marido tienen una peluquería, el dolor le dificulta su trabajo.

El nene no quiere salir ni al patio de casa solo, lo tenemos que acompañar, tiene miedo que alguien se lo lleve”, cuenta la mamá.

Todo sucedió cuando ella sacó del garaje su auto Volkswagen Fox, en el que estaba su hijo, y bajó a cerrar el portón. “No me puedo perdonar. Haber sacado el auto con el nene adentro. Como es un dos puertas siempre sacaba el auto y después al nene. Le decía a mi marido, se llegan a llevar con el nene adentro y me muero. Era mi miedo y pasó. Justo ese día lo hice al revés, saque el auto con el nene y bajé a cerrar el portón, no me lo puedo perdonar. Con el llamado del fiscal reviví todo“, dice Claudia y se le quiebra la voz.

Tanto ella como su marido Pedro Konrizuk esperaban que estén más tiempo tras las rejas. “Parece que es el máximo que se puede pedir por lo que hicieron. Es una burla. Mi señora quedó con problemas en la rodilla, somos peluqueros. Nos arruinaron la vida”, sostiene Pedro.

Comment here