Quiso “defender” su negocio a los tiros y terminó baleando a un menor

Minuto Mercedes

Buscamos la verdad y te la contamos 💻📱

PolicialesSin categoría

Quiso “defender” su negocio a los tiros y terminó baleando a un menor

Los incidentes lo habrían iniciado un grupo de sujetos que exigía que le vendiera más bebidas. Apedrearon el lugar y su dueño respondió a escopetazos. Dos horas después y con el tirador detenido, volvieron para prenderle fuego el local.

Un menor de 17 años se encuentra internado en grave estado, luego de recibir el impacto de varios perdigones, disparados por un comerciante que habría querido defender a escopetazos su negocio, ante la agresión de varios sujetos que pretendían que le vendiera más vino. El confuso episodio terminó con el comerciante detenido y su negocio incendiado dos horas más tarde, por familiares del adolescente.
Todo comenzó cerca de las 3:30 de la madrugada, cuando la Policía fue alertada que por calles Gato y Mancha y Potosí, del barrio Juan XXIII, se estaban produciendo incidentes en el que se escucharon varios disparos de arma de fuego.
Al llegar al lugar, los móviles policiales y los uniformados fueron recibidos con una lluvia de piedrazos y botellazos, por parte de una turba de vecinos.
Según las primeras averiguaciones realizadas por la Policía, el dueño de un local comercialubicado por J. R. Vidal al 4100 habría mantenido un fuerte altercado con varios sujetos, uno de los cuales lo increpó violentamente y arremetió a cascotazos contra su negocio. Al parecer habían querido conseguir más bebidas, pero el dueño del kiosco se negó. Esto desató la furia de los exaltados clientes y el comerciante sacó una escopeta y disparó en reiteradas oportunidades.
Varios perdigones de una de los disparos dieron en el cuerpo de un chico de 17 años, de apellido Romero Sotelo A. L., quien sufrió gravísimas lesiones en su brazo izquierdo y en los dos pulmones. El menor sería familiar de uno de los sujetos que apedreaban el negocio minutos antes. La víctima fue cargada en un vehículo y, trasladado de urgencia hacia el Hospital Escuela donde quedó internado con pronóstico reservado, según relataron fuentes policiales.
Efectivos de la Comisaría 12, con la colaboración de varios grupos policiales más, debieron lidiar por varios minutos con una docena de personas, completamente enfurecidas por lo sucedido y que clamaban justicia. Finalmente, lograron disipar a la turba y poner bajo arresto al dueño del comercio, para luego trasladarlo hacia la seccional con jurisdicción en la zona.
Pero el problema estaba lejos de solucionarse. Los ánimos seguían muy calientes. No conformes con lo sucedido, cerca de las 5:50 y aprovechando que no había policías en la zona, los amigos y familiares del adolescente herido de gravedad, volvieron hasta el frente del kiosco y, esta vez, llevaron a cabo su venganza, prendiéndole fuego al negocio de donde salieron los disparos.
El comercio es propiedad de un hombre de apellido Vera F., quien ya se encontraba detenido y en la dependencia policial, mientras su local era atacado y prendido fuego por varias personas. No había mucho que se pudiera hacer. Nuevamente se despacharon al lugar varias patrullas y desde el 911 convocaron a los Bomberos de la Policía y una autobomba de respaldo perteneciente a los Bomberos Voluntarios, quienes en pocos minutos lograron contener el avance de las llamas y evitar la propagación del incendio.

El frente del negocio también fue apedreado, por lo que las ventanas sufrieron la rotura de sus vidrios.
Según indicaron a época fuentes oficiales, las llamas afortunadamente sólo causaron daños materiales, sin heridos.
El fuego había alcanzado algunas mercaderías del interior del negocio, teniendo en cuenta la magnitud de las llamas y lo reducido del local.
Los ánimos volvieron a caldearse con este segundo incidente, por lo que la Policía dejó algunos efectivos y móviles en la zona y a su vez custodiando la finca del comerciante, para evitar un mal mayor.
Los familiares del menor herido, apuntan a Vera acusándolo de disparar indiscriminadamente, con la posterior consecuencia.
En tanto, el chico herido continuaba anoche internado en el área de cuidados intensivos del Hospital Escuela, y su estado seguía siendo grave.
En tanto con respecto a la causa, fue caratulada como “Homicidio en grado de tentativa” y anoche, la Justicia habría ordenado que se realice un allanamiento en la vivienda de Vera, para localizar el arma con la que había efectuado los disparos. La comisaría Duodécima continúa con la investigación del caso y las actuaciones sumariales de rigor.

Comment here