El descargo de la hija del dueño de la platería asaltada: “Mi padre tiene las manos curtidas de trabajo”

Minuto Mercedes

Buscamos la verdad y te la contamos 💻📱

Destacado

El descargo de la hija del dueño de la platería asaltada: “Mi padre tiene las manos curtidas de trabajo”

La hija del dueño de la platería asaltada esta mañana hizo su descargo en las redes sociales, Betiana Díaz insistió con que la gente debe conocer el esfuerzo del trabajo. “Si le hubiera pedido a mi padre que necesitaba para algo especial, no iba a dudar en intentar solucionarle o ver alguna manera de colaborar”, dijo.

 

El texto:

 

Luego de realizar el balance, dentro de lo que se llevaron esta mañana de nuestro local, fueron cadenas con sus respectivos dijes, nenitos, sarowsky, pulseras rolo. Si bien mientras mi padre y el sr azcona le perseguían, fue tirando las cosas a la calle y se pudo recuperar gran valor de lo que se estaba llevando.
La verdad que con lo que se quedó, no es de gran valor material, porque eso va y viene, lo que más indigna es el trabajo y el tiempo que a uno le costó hacerlo, y que lo que hizo no fue por hambre, que si le hubiera pedido a mi padre que necesitaba para algo especial, no iba a dudar en intentar solucionarle o ver alguna manera de colaborar con el, como en muchas otras, y la gente que nos conoce lo sabe.
La situación está difícil, lo sabemos, pero también es cierto que siempre colaboramos para buenas causas, y no nos sobra, somos como cualquier laburante, que paga alquiler y nada nos cayó del cielo, mis padres nunca tuvieron un plan, nunca les regalaron nada, y siempre nos criaron según las circunstancias, a veces usábamos la ropa que dejaban mis primos, y a veces podíamos estrenar una que otra, comíamos hígado porque era más barato, polenta y una que otras veces de premio o algún fin de semana los chocolates jack, que traían juguetitos dentro y solo fin de semana en vez, alguna gaseosa, y la verdad no me quejo, me enorgullecen mis padres porque hicieron lo que mejor pudieron con nosotros, sin ellos haber terminado la secundaria, con mucho esfuerzo me mandaron a la universidad pública, en la cual me recibí, y a mi hermano a la GNA, en la cual pudo graduarse y hoy es un honorable gendarme.
Si vieran las manos curtidas de mi padre, las cuales no fueron por rascarse, si no por laburar dignamente y hacer lo que sabe, mal no les vendría venir a ver como trabaja.
Me duele ver tanta gente miserable, y otros que creen que al dar planes a la gente, les están haciendo un bien(no digo que no se les dé aquellas personas como apoyo, por un cierto tiempo) , hubieran gastado esos billones que regalan, sin producir nada a cambio en dar más bien un trabajo digno.

Comment here