Dibu Martínez, el héroe ante Colombia, fue padre hace cuatro días y aún no pudo conocer a su hija

Minuto Mercedes

Buscamos la verdad y te la contamos 💻📱

Deportes

Dibu Martínez, el héroe ante Colombia, fue padre hace cuatro días y aún no pudo conocer a su hija

El guardameta del Aston Villa atajó tres penales en la definición ante Colombia y le regaló a la Selección el pasaje a la final de la Copa América.

 

“Pocos lo saben, pero Emi fue papá hace cuatro días”. Alejandro, hermano de Emiliano Martínez, contó en TyC Sports una intimidad desconocido del héroe de Argentina en la semifinal de la Copa América. Un detalle que explica por qué se le quebró la voz al hablar tras haber atajado tres penales en la tanda ante Colombia, para depositar a la Selección en la final del certamen ante Brasil. A su hija la conoció por teléfono. A la gloria, en vivo y en directo.

El guardameta por el que el Aston Villa pagó 22 millones de euros (el pase más caro de un guardameta argentino en la historia) probó que vale cada centavo. Porque no sólo se quedó con la valla albiceleste (luego de que Franco Armani perdiera el puesto porque los test de COVID-19 siguieron dándole positivo varios días después del alta) y la defendió con fiereza (le anotaron apenas dos goles en cinco partidos), sino que cuando el destino lo llamó, se calzó los guantes.

Dibu, de 28 años, se emocionó tras la gesta en la que tapó los intentos de Sánchez, Mina y Cardona. “Es algo muy lindo, no solo en lo personal. Dejar mi casa mucho tiempo, era para un momento como este. La verdad no tengo palabras, obviamente venimos hace 40 días encerrados, fuimos la única Selección que no pudo ver a nadie. Estábamos en una burbuja realmente solos, con el cuerpo técnico, el staff, los que limpian, cocineros y dirigentes. Es un trabajo en conjunto de 70 personas que venimos por un sueño. Lo dijimos, queremos jugar la final, y qué mejor que jugar con Brasil en su cancha”, dijo, todavía en el césped.

Luego, analizó el desarrollo, que resultó difícil y cerrado para Argentina. “Nos pusimos al frente rápido, pero ellos jugaron un gran partido. Colombia jugó un gran segundo tiempo, nos llevaron de vuelta a los penales donde ellos son muy fuertes. Esto es cuestión de suerte y hoy me tocó. Brasil es un equipazo y eran los candidatos desde el día 1, pero nosotros tenemos un gran entrenador, al mejor del mundo y vamos a ir a ganar”, arengó.

Precisamente Messi lo elogió fuertemente en los vestuarios. “Tenemos un arquerazo”, enfatizó. Viniendo del futbolista más influyente del siglo XXI, es un espaldarazo inigualable. Dibu se impuso psicológicamente en los penales, con frases zumbonas que incomodaron a los pateadores, como “mirá como te como”. Su hermano confirmó que hablaron en la previa y que Martínez le confió la estrategia a utilizar si llegaban a la definición más temida.

“Estamos contentos con su rendimiento y no sólo en los penales, está transmitiendo seguridad. Tenemos un grupo de arqueros que se llevan bien, se apoyan”, resaltó Lionel Scaloni, el entrenador que lo respaldó. Además, fue ovacionado en el vestuario por sus propios compañeros.

Nacido el 2 de septiembre de 1992 en Mar del Plata, Dibu -apodo que recibió del famoso Miguel Ángel Santoro- se formó bajo los tres palos en Independiente. No llegó a debutar en la primera del elenco de Avellaneda, ya que en 2009 el Arsenal mostró su interés por la hasta entonces promesa, y abonó una suma de 500 mil euros por el 65% de su ficha. En sus años en las inferiores del Rojo se dio el lujo de defender la camiseta de la Selección Juvenil, al disputar un Mundial sub-17 y dos Sub-20 con la Albiceleste.

Con apenas 17 años y sin experiencia, Pepé también fue una persona clave para que Emi juegue en el fútbol inglés, y lo recordó con una rica anécdota sobre los 10 días que lo acompañó en Inglaterra. “Estuvimos 10 días juntos porque hizo una prueba en el Arsenal y fue satisfactoria, porque quedó. Me acuerdo de que en esos días me costó convencerlo para que tomara la decisión de quedarse y no volverse de Inglaterra”, contó Santoro el diálogo con SuperDeportivo por Radio Villa Trinidad (97.9).

Ya en territorio británico, Martínez se siguió formando en el club del norte de Londres hasta que en 2013 fue cedido a préstamo al Sheffield Wednesday para disputar la Championship. El equipo no tuvo un gran torneo y estuvo lejos de los puestos de ascensos, pero el argentino consiguió sumar rodaje y experiencia en el fútbol inglés al jugar 11 encuentros.

Al año siguiente volvió al Arsenal y se produjo su debut, nada menos que en la Champions League. El 22 de octubre fue titular ante el Anderlecht por la fase de grupos del torneo continental, consiguiendo una victoria por 2-1. Las lesiones de Wojciech Szczęsny y David Ospina (su derrotado en Brasilia) lo llevarían a volver al arco en un duelo crucial ante el Borussia Dortund, en el que mantuvo su arco en cero con una buena actuación y su equipo ganó 2-0.

Después de aquel estreno triunfal con los Artilleros, tuvo pasos por el Rotherham United y el Wolverhampton Wanderers, ambos de la Segunda División. Volvió al club dueño de su pase en 2017 y apenas sumó un puñado de partidos entre el primer equipo y el Sub 23 hasta ser cedido al Getafe de España. En los Azulones tampoco tuvo demasiada continuidad, apenas cinco encuentro defendiendo el arco en una temporada para volver al Arsenal y ser cedido nuevamente.

Una vez en el Reading del ascenso inglés, Dibu se encontró con mayor continuidad y volvió a mostrar su mejor versión. Esto le abrió las puertas la temporada siguiente en el Arsenal, que se lo quedó para que compitiese por el puesto con el alemán Bernd Leno y el inglés Matt Macey.

Esta última etapa en el equipo de Mikel Arteta lo tuvo más participativo y hasta consiguió sumar dos títulos dentro del campo de juego. Martínez tuvo destacadas actuaciones en la defensa de su valla y se convirtió en una pieza clave para su equipo en la conquista de la FA Cup y en la Community Shield.

En septiembre de 2020 cerró su pase al Aston Villa y se convirtió en el arquero argentino más caro en la historia, luego de ser vendido por el Arsenal en 25,6 millones de dólares. Y si bien a algunos les pareció algo exagerado, la realidad es que se ganó cada moneda pagada por su ficha a base de grandes actuaciones.

Lo demostró con sus actuaciones en la última temporada de la Premier League donde en los Leones de Birmingham pudo sumar minutos y demostrar todas sus fortalezas en su equipo, que cumplió con el objetivo de mantenerse en la principal categoría donde culminó en el undécimo puesto entre 20 equipos.

Comment here