ASADO, RITUAL INVOLUNTARIO DONDE SE DICE TODO SIN HABLAR

Minuto Mercedes

Buscamos la verdad y te la contamos ūüíĽūüďĪ

FamiliaLocales

ASADO, RITUAL INVOLUNTARIO DONDE SE DICE TODO SIN HABLAR

Dicen que la amistad necesita de una permamente atenci√≥n para que se mantenga en buen estado …

Y … que mejor que una reuni√≥n de amigos, en casa de amigos, para revalidar t√≠tulos en dicha materia…
Esto ocurrió un miercoles por la noche, ya entrando el invierno, asado como válida excusa en la zona norte, donde vivo, rodeado del verde y lejos de los grises comunes, abrí las puertas de casa para recibirlos.
Inocentes incoherencias, infantiles prendas y castigos, preparar el fuego , cocinar una cena entre muchos, brindar deseando bien para todos, guardar en una foto los rostros, generan recuerdos en el alma de cada uno, que permanecen y rejuvenecen en nuestra memoria.
Con una copa de un buen tinto, le fuí metiendo coraje al frío preparando la ceremonia del fuego, hasta el arribo de las charlas frente a las brasas.
El aroma exquisito de la carne en la parrilla va llamando a los rezagados.
Apenas colgados los abrigos se largó la clásica picadita donde confesiones y disenciones ligeras, , charlas y silencios, liman asperezas y ganan cercanías.
Mientras las damas preparan las ensaladas, la m√ļsica baja, acompa√Īa sin incomodar el murmullo propio de la espera.
Observo la mesa lista y recuerdo cuando mi viejo preparaba el domingo soleado de encuentro familiar…
Entonces decido cortar los primeros trozos de chorizo que humean rico y congregar a todos a la mesa grande de los amigos.
Las desigualdades nos aunaban, los momentos comunes nos enriquec√≠an y costillas, cervezas y vino de por medio, las charlas, risas e incluso un simple mazo de cartas, generaron el clima compinche de uniones y lealtades, que hace a la amistad destacarse del resto de los sentimientos como la √ļnica que no discrimina, que acepta y juzga, en beneficio de todos y sin perjuicio de ninguno.
Por una noche, las tristezas, limitaciones, angustias y necesidades diarias comunes, quedaron olvidadas gracias a los otros que nos acompa√Īaron en un miercoles que le di√≥ recreo al d√≠a a d√≠a.
El asado no es s√≥lo una comida… su gracia se pierde si se lo pide en un restaurante o si se lo maltrata con inventos for√°neos como el delivery… el asado es m√°s que carne asada a las brasas, es el pretexto y el motivo para esos momentos que la familia y los amigos comparten, ESE RITUAL INVOLUNTARIO DONDE SE DICE TODO SIN HABLAR.
FUERTE ABRAZO Y HASTA LA PROXIMA.

Comment here