Un sicario vestido de payaso y un tiroteo en pleno carnaval de Mazatlán: la caída de los Arellano Félix

Minuto Mercedes

Buscamos la verdad y te la contamos 💻📱

Mundo

Un sicario vestido de payaso y un tiroteo en pleno carnaval de Mazatlán: la caída de los Arellano Félix

El cártel se consolidó a finales de la década de los ochenta tras la captura en 1989 de Miguel Ángel Félix Gallardo

 

El Cártel de Tijuana, también conocido como el de los hermanos Arellano Félix, se consolidó a finales de la década de los ochenta tras la captura en 1989 de Miguel Ángel Félix Gallardo, jefe del Cártel de Guadalajara y primo hermano de la madre de Ramón, Francisco Rafael, Benjamín y Francisco Javier Arellano Félix.

Al desaparecer de escena el Jefe de jefes, su organización se dividió en dos: por un lado estaba Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo”, con lo que a la postre se convertiría en el Cártel de Sinaloa, con base en la ciudad de Culiacán; y por el otro los hermanos Arellano Félix en la ciudad de Tijuana, una joya para los narcos por su ubicación geográfica al ser prácticamente el puerto de entrada y salida a Estados Unidos y Asia.

Sin embargo, el odio y la ambición de controlar mayores territorios hizo que pronto ambas facciones, que por algún tiempo fueron “amigas”, acumularan diferencias y confrontaciones hasta llegar al punto de la guerra declarada. La pugna entre ambos cárteles fue atroz y siempre trataron de eliminarse.

En mayo de 1993 fue cuando esa pugna adquirió mayor notoriedad nacional con el asesinato “incidental” del cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo en el aeropuerto internacional de Guadalajara. Las autoridades aseguraron en ese momento que el prelado murió en el fuego cruzado entre sicarios de los Arellano Félix y “El Chapo” Guzmán.

 

Comment here