No corregir a los hijos es no quererlos, no tengas miedo de hacerlo

Minuto Mercedes

Buscamos la verdad y te la contamos 💻📱

Familia

No corregir a los hijos es no quererlos, no tengas miedo de hacerlo

Uno de los grandes miedos que tenemos los padres es la manera en cómo criar a los hijos de la mejor forma posible, pues deseamos que ellos sean personas de bien, felices, independientes y plenas. En realidad, el camino de la crianza no es nada sencillo, pues muchas veces nos llenamos de dudas y eso provoca que cometamos algunos errores.

A pesar de encontrar mucha información al respecto sobre la crianza en internet, no es suficiente, ya que cada consejo puede ser certero o no, debido a la edad de los hijos, su desarrollo y contexto en el que se aplica. Recordar que cada niño es distinto y con necesidades diferentes, hará que nuestros errores al criar a los hijos se minimice.

Si bien la educación ha evolucionado a pasos agigantados y la manera en cómo fuimos criados algunas veces ya no es una opción para implementar en estos tiempos; existen algunas cosas que nunca deben de olvidarse y que debemos tomar en cuenta para lograr nuestros objetivos.

Ideas que engrandecen

Vivimos en una época en la que está mal visto y juzgado por otros, castigar severamente a los hijos como una manera de disciplina. Hoy, le damos mucha importancia a lo emocional, los sentimientos y la autoestima de cada individuo, algo que antes no se tenía demasiado en cuenta a la hora de criar hijos. Por tal razón, la forma de criar a los niños en estos tiempos debe ser diferente, pues debemos enfocarnos en esa parte tan importante que es la interna.

Si se aplica una buena crianza pensando en la parte emocional de los hijos, es probable que ellos crezcan felices y plenos. Pero, ¿cómo hacerlo?

1 Corregir a tiempo

Sé por experiencia que el amor hacia los hijos muchas veces puede cegarnos y hacer que la autoridad como padres sea nula. Incluso subestimamos a los hijos y creemos que si los castigamos ellos sufrirán emocionalmente. Entonces dejamos que ellos hagan lo que quieran, y eso es un grave error.

En este punto es importante reflexionar sobre la manera en cómo corregir a los hijos de una manera eficaz. Es muy sencillo, se trata de que los hijos descubran sus propios errores, analicen las consecuencias de sus acciones y aprendan la lección en cada situación cotidiana.

Para lograrlo se recomienda estar al pendiente de los hijos, supervisarlos y así poder corregir a tiempo sus malos comportamientos. Una conversación en privado será de mucha ayuda para que puedan comprender el por qué no es correcto tal acción.

2 Autoridad

Mantener siempre la autoridad como padres es algo que no debes dejar pasar. Los hijos deben saber que tienen que respetar a los padres aunque algunas veces no estén de acuerdo con sus ideologías. No se trata de imponer tus reglas a toda costa, sin embargo, será conveniente que los hijos aprendan que mamá y papá estarán ahí para ayudarlos y apoyarlos, ya que siempre velarán por un bienestar común.

Se trata de respetar la privacidad de cada integrante de la familia, de respetar sus opiniones, ideas, sentimientos e integridad. Incluso me refiero a establecer reglas y límites de convivencia, para tener una mejor comunicación familiar.

 

3 Anticiparse a sus necesidades

Algunos niños tienen malos comportamientos porque algo les molesta o necesitan cualquier cosa. Es por ello que los padres deben anticiparse e identificar las necesidades de sus hijos, para así evitar berrinches innecesarios y malas conductas. Piénsalo de esta manera, cuando proporcionas a tus hijos todo lo que necesitan para estar tranquilos (alimento, descanso, cuidados en la salud, diversión etc.) ellos no tendrán excusas para comportarse mal.

Es como decía mi abuela “Se deben tener los oídos bien grandes para escuchar y entender a los hijos”. Sí escuchas atentamente y pones atención, será más fácil entender algunos comportamientos inapropiados de tus hijos.

4 Día soleado

Mantener un buen estado de ánimo será una buena manera para que tus hijos se sientan tranquilos y felices. Sé que algunas veces puedes sentirte agobiada, cansada y desanimada, pero trata de estar bien, piensa positivo y realiza un esfuerzo para proyectar tu buena energía. Enseña a tus hijos a cambiar su mal estado de ánimo, en pensar positivo y ver de cada situación desagradable un aprendizaje de vida.

Algunas veces las cosas no salen como esperamos y eso puede ser una excusa para comportarse mal. Por ello, los padres debemos aconsejar y enseñar a los hijos que no importa lo mal que la estén pasando, que siempre habrá cosas buenas en cada experiencia de vida.

5 Amor y más amor

El amor es un sentimiento que debe permanecer siempre en cada familia. Si tu deseo es criar a tus hijos y enseñarles a ser felices, entonces da amor. Es importante mantener un ambiente amoroso, hacer que los hijos se sientan queridos y especiales; eso les dará seguridad, protección y confianza al tomar decisiones en su vida.

Ama a tus hijos pero que no te ciegue tanto amor, no cometas el error de engrandecerlos, sino que ellos aprendan que son amados, pero que a pesar de eso deben respetar y cumplir con las reglas de convivencia.

6 Descubre las consecuencias

Otro de los errores que cometen algunos padres es subestimar la capacidad de inteligencia de sus hijos, es por ello que intervienen para hacer las cosas que sus hijos deben hacer por sí solos. En este punto me refiero a dejar que los hijos corrijan sus malos comportamientos, que tomen decisiones por sí mismos y que aprendan de que todo lo que hacen tiene una consecuencia buena o mala.

No te esfuerces por imponer tus reglas a toda costa para criar a tus hijos de la mejor manera, piensa que ellos solos tienen la capacidad de autocorregirse y de descubrir por qué no deben comportarse de tal manera. Háblales con amor, dulzura y paciencia, utiliza el poder de las palabras para hacerles comprender. Ahora ya lo sabes, no temas al corregir a tus hijos a tiempo, hazlo con sutileza, inteligencia, y pensando siempre en su estado emocional.

Comment here