Juan Díaz, el boxeador que inspiró a León Gieco a componer un chamamé

Minuto Mercedes

Buscamos la verdad y te la contamos 💻📱

Provinciales

Juan Díaz, el boxeador que inspiró a León Gieco a componer un chamamé

Juan Mario Díaz oriundo de Goya, es el correntino más famoso entre los boxeadores porque en su momento León Gieco le compuso un chamamé que se escuchó de Ushuaia a La Quiaca, parafraseando un título de un trabajo discográfico de León, de Sur a Norte de nuestro país, e inclusive el músico santafesino lo llevó a distintos escenarios de latinoamérica.
A Díaz todos lo conocen como “Cachito” y hace poco días (el 20 de este mes) festejó su cumpleaños 80 en la ciudad de Merlo en la provincia de Buenos Aires, donde reside desde hace varios años.

Cachito dice orgulloso: “Soy correntino hasta los huesos, peronista, soy hincha de Boca” y recuerda que comenzó a boxear a los 14 años. “Comencé a pelear y ganaba y ganaba, primero como amateur y después como profesional, hasta que fui campeón hasta el año 77”, dice y luego recuerda un combate al que lo define como el más difícil que tuvo en su carrera: “Fue una pelea preliminar para ir por el título argentino, iba ganando bien el combate pero quise buscar la definición por Ko, fui con todo para definir, el rival se agacha y mete un cabezazo que me partió la ceja, enseguida el árbitro paró la pelea. Le digo que me dejara continuar, cosa que accedió y nuevamente un cabezazo al lado de la herida cortante, esa fue una de las más difíciles de mi carrera”.
El protagonista del chamamé de León Gieco celebró su cumpleaños rodeado de afectos y amor de su familia.
El medio bonaerense BA135 noticias le tributó un homenaje a este goyano el día de su cumpleaños en los siguientes términos.
“Han pasado 80 vueltas al sol desde que Juan Mario Díaz, conocido por todos como “Cachito”, nació en su querida Corrientes. Hoy, vecino de Merlo.
Desde niño siempre fue apasionado por el boxeo, deporte al que incursionó gracias a un amigo que lo inició en sus pagos.
Infalible en las peleas callejeras, su fama rápidamente llegó a un productor de boxeo, el cual organizó el ring, la pelea y trasladó y hospedó en un hotel a “Cachito” en Buenos Aires.
Cuenta la historia que después de la contienda, el organizador se fue del lugar sin pagar absolutamente nada, y el campeón de Corrientes tuvo que participar de otros combates para poder volver a su casa.
Su historia, la cual parece salida de una película, se convirtió en poesía y canción de la mano de León Gieco, el cual la escuchó e inmortalizó bajo el título “Cachito: Campeón de Corrientes”, misma que fue reversionada e interpretada por grandes cantantes de nuestra música.
Hoy, nuestro querido campeón, es vecino de hace décadas en el barrio Tobal, allí junto a su familia y rodeado de amor cumplió sus 80 pirulos. Ochenta años y cientos de anécdotas de un entrañable personaje que ya pertenece al ideario popular y al corazón de un pueblo. ¡Felices 80 rounds, campeón de la vida!, finaliza el artículo del medio periodístico.
EL SALUDO
MÁS ESPERADO
A su vez, una de sus nietas escribió en el perfil de Facebook lo siguiente: “Entre tantos saludos, llegó el más esperando o él que más nos emociona, queremos agradecer a León Gieco-Oficial y a su hermana Malvina por tan lindo presente para mí abuelo”, y cierra el posteo diciendo: “Gracias por plasmar y hacer tan conocida la historia de Cachito, Campeón de Corrientes, siempre tanto mi abuelo como toda la familia vamos a estar eternamente agradecidos”.

Letra de la canción

Desde Corrientes a Buenos Aires
un señor lo vino a buscar
cuando estacionó su auto
vino el barrio a saludar:
chau Cachito, chau, vas a ser campeón,
desde aquí te alentaremos por la televisión.
En la noche del debut
Corrientes estaba prendido
y un solo grito se oyó
cuando el correntino entró:
Vamos Cachito, vamos, debes ser el campeón,
desde aquí te alentaremos por la televisión.
El correntino saltarín mostraba su inocencia
y entre las cuerdas se vio sangrar sus redondas cejas.
Qué pensará mi madre
ay, ay sí, qué pensará.
Qué pensará mi barrio
ay, ay sí qué pensará.
Qué me estará pasando
que no lo puedo parar
éste me está matando de verdad…
Cómo estará mi madre
ay, ay sí, cómo estará.
Cómo estará mi pueblo
ay, ay sí, cómo estará.
Llora, Corrientes, llora
la derrota de su campeón.
El jueves llega Cachito
en el micro de las dos,
y ese señor del auto
no aparece por Corrientes
porque dice que es suficiente
el dinero que ganó.
Y ese señor del auto
no aparece por Corrientes
porque dice que es suficiente
el dinero que ganó.

Comment here