La trama detrás de la pelea por el River Camp

Minuto Mercedes

Buscamos la verdad y te la contamos 💻📱

Deportes

La trama detrás de la pelea por el River Camp

Las idas y vueltas por la habilitación del predio esconden una puja política compleja, que será la que realmente defina entre el martes y el miércoles la sede en la que River será local en la Copa de la LPF. La rosca, a full…

Argentina es como el cero. Así como cualquier número multiplicado por cero da igual a cero, cualquier asunto multiplicado por Argentina da como resultado Argentina. Más en el fútbol, una experiencia medular de la argentinidad. Si un dirigente de un club pide un café con leche en una reunión del CE de AFA algunos estarán a favor y otros en contra. Alguno protestará porque a él no le dieron la posibilidad de pedirlo cortado, otro inaugurará una investigación secreta especulando con que la marca de café que le dieron a él la semana pasada era más barata, todos tomarán partido y empezará la polémica: ¿hay que servirle café? ¿Se lo merece? Lo que en cualquier otro lugar del mundo se resolvería en un minuto, acá es, para decirlo con cierta claridad, un quilombo. El deporte capital que tutela la AFA no es el fútbol sino la rosca.

El jueves 15/10 River realizó formalmente un pedido que por lo bajo había empezado a hacer a comienzos de agosto, cuando arrancaron las obras de remodelación del Monumental. A horas de que finalmente empiece el fútbol doméstico, el club que preside Rodolfo D’Onofrio aún no recibió una respuesta ni afirmativa ni negativa. Como el Real Madrid hace durante la pandemia en su predio de Valdebebas, la solicitud del CARP es hacer de local en el River Camp, en una intención que desde el club siempre consideraron deportiva (y no por costos). Y aunque algunos hablen de artículos reglamentarios, de ventajas económicas y de cánones televisivos, la decisión de la AFA y la Liga Profesional sólo obedecerá a conveniencias políticas en un contexto histórico en el que River y Boca se plantaron públicamente en la vereda de enfrente de la actual conducción del fútbol, con un comunicado conjunto que no tiene precedentes en la vida contemporánea de los clubes más grandes del país. Por eso lo que en un principio parecía un no rotundo ahora se acerca al sí. Y por eso, también, en las últimas horas distintos dirigentes cercanos al presidente Claudio Tapia empezaron a hacer, en bloque, del policía malo, confirmando una vez más que Enrique Santos Discépolo escribió Cambalache para el siglo XX pero también para el XXI: el que no llora no mama.

Comment here