Motochorro y su víctima chocaron en una persecución

Minuto Mercedes

Buscamos la verdad y te la contamos 💻📱

Policiales

Motochorro y su víctima chocaron en una persecución

El damnificado, quien también estaba a bordo de una moto, seguía a el ladrón que le sustrajo el teléfono celular.

Un mal­vi­vien­te fue de­te­ni­do por tran­se­ún­tes du­ran­te un he­cho de­lic­ti­vo que se re­gis­tró cer­ca del me­dio­día en la ciu­dad de Co­rrien­tes. El la­drón, quien cir­cu­la­ba en mo­to, fue atra­pa­do lue­go de un ac­ci­den­te de trán­si­to.
El si­nies­tro vial, se­gún fuen­tes po­li­cia­les, se pro­du­jo a con­se­cuen­cia de una per­se­cu­ción pro­ta­go­ni­za­da por el mal­vi­vien­te y la víc­ti­ma del ro­bo, quien tam­bién cir­cu­la­ba en mo­to­ci­cle­ta.

Al res­pec­to, se in­di­có a es­te me­dio que el dam­ni­fi­ca­do no ra­di­có la de­nun­cia co­rres­pon­dien­te aún, ya que tu­vo que ser hos­pi­ta­li­za­do a con­se­cuen­cia del in­ci­den­te de trán­si­to.
Es por ello que la cau­sa se ini­ció de ofi­cio, es de­cir, sin que me­die una de­nun­cia, y fue ca­ra­tu­la­da por el mo­men­to co­mo “ro­bo en gra­do de ten­ta­ti­va”.
Si bien pu­do ha­ber si­do un he­cho gra­ve, la víc­ti­ma del ro­bo no su­frió le­sio­nes gra­ves, se in­di­có des­de el Hos­pi­tal Es­cue­la, al cual fue a pa­rar.
Asi­mis­mo, el te­lé­fo­no ce­lu­lar lo­gró ser re­cu­pe­ra­do y per­ma­ne­ce se­cues­tra­do, co­mo evi­den­cia, en la de­pen­den­cia po­li­cial que ini­ció las ac­tua­cio­nes co­rres­pon­dien­tes.
Tam­bién que­dó con­fis­ca­da la mo­to­ci­cle­ta del mal­vi­vien­te, quien se en­cuen­tra de­te­ni­do en la co­mi­sa­ría Oc­ta­va.

Ro­bo y cho­que
Des­de la ofi­ci­na de pren­sa de la Po­li­cí­a, se in­for­mó que to­do acon­te­ció al­re­de­dor de las 13.
Un hom­bre de 31 años que cir­cu­la­ba en su mo­to­ci­cle­ta, es­ta­ba de­te­ni­do a bor­do del ro­da­do, cer­ca de la es­qui­na de Ta­cua­rí y Ca­za­do­res Co­rren­ti­nos.
Apa­ren­te­men­te, ma­ni­pu­la­ba su te­lé­fo­no ce­lu­lar cuan­do el la­drón apro­ve­chó una dis­trac­ción del dam­ni­fi­ca­do y le “a­rre­ba­tó” el apa­ra­to de co­mu­ni­ca­ción.
Lue­go de ese ac­cio­nar, que de­man­dó unos se­gun­dos, el “mo­to­cho­rro” hu­yó en su ve­hí­cu­lo a to­da ve­lo­ci­dad.
An­te ello, la víc­ti­ma de­ci­dió se­guir al mal­he­chor, co­men­zan­do así una per­se­cu­ción a al­ta ve­lo­ci­dad que se ex­ten­dió só­lo por tres cua­dras, ya que en la es­qui­na de Re­so­a­gli y La­ma­drid, cho­ca­ron las mo­tos de los in­vo­lu­cra­dos.
Tras el fuer­te im­pac­to, am­bos mo­to­ci­clis­tas que­da­ron ten­di­dos en el sue­lo.
“Ve­ci­nos jus­ti­cie­ros”
Si bien el mal­vi­vien­te ha­bría in­ten­ta­do vol­ver a su ve­hí­cu­lo pa­ra es­ca­par, el dam­ni­fi­ca­do lo ha­bría acu­sa­do del ro­bo an­te oca­sio­na­les tran­se­ún­tes, pa­ra evi­tar la fu­ga.
Los ve­ci­nos no du­da­ron en in­ter­ve­nir y re­tu­vie­ron al mal­vi­vien­te.
En el in­te­rín, el te­lé­fo­no ce­lu­lar que ha­bría si­do ro­ba­do mo­men­tos an­tes, ca­yó al sue­lo.
Lue­go de que el de­lin­cuen­te fue re­te­ni­do por los ciu­da­da­nos, se lla­mó al sis­te­ma 911 pa­ra pe­dir la pre­sen­cia de la Po­li­cí­a.
An­te ello, se pre­sen­tó una pa­tru­lla de la co­mi­sa­ría Oc­ta­va, en­car­ga­da de la ju­ris­dic­ción en la que se pro­du­jo el cho­que.
Los agen­tes re­gis­tra­ron to­do lo que fue de­cla­ra­do por los ve­ci­nos y el dam­ni­fi­ca­do, arres­tan­do al sos­pe­cho­so.
Ade­más de lla­mar a los uni­for­ma­dos, se so­li­ci­tó la pre­sen­cia de una am­bu­lan­cia.
Un ve­hí­cu­lo sa­ni­ta­rio de la Di­rec­ción de Emer­gen­cias 107 se en­car­gó de lle­var a la víc­ti­ma del ro­bo ha­cia el no­so­co­mio ubi­ca­do por ave­ni­da 3 de abril.
Co­mo ya se di­jo, por for­tu­na el cho­que, a pe­sar de ha­ber si­do a al­ta ve­lo­ci­dad, no tu­vo con­se­cuen­cias gra­ves, y na­die re­sul­tó he­ri­do se­ria­men­te.
El se­ña­la­do co­mo la­drón fue lle­va­do a la co­mi­sa­ría Oc­ta­va, en la que se ini­ció la cau­sa men­cio­na­da.
El de­te­ni­do fue iden­ti­fi­ca­do co­mo Eze­quiel A. de 27 años, quien se mo­vi­li­za­ba en una mo­to Hon­da CG Ti­tán, de 150 cen­tí­me­tros cú­bi­cos.

Comment here