Ser granadero de San Martín, un sueño que se multiplica

Minuto Mercedes

Buscamos la verdad y te la contamos 💻📱

Nacionales

Ser granadero de San Martín, un sueño que se multiplica

Días atrás, el protagonista fue Tomás, en el acto por la batalla de San Lorenzo. Hace unos meses, fue Tadeo en la Plaza de Mayo. Ambos expresan la pasión de otros tantos niños argentinos.

 

En los últimos meses, dos niños pasaron a ser protagonistas de las noticias por haber cumplido el sueño de desfilar junto a integrantes del Regimiento de Granaderos a Caballo. Si bien los dos últimos casos llegaron a los medios, historias de pequeños que anhelan ser parte el ejército del General José de San Martín se multiplican por decenas.
El 3 de febrero, un niño de tres años acaparó todo el protagonismo durante un acto oficial en la ciudad santafesina de San Lorenzo, al desfilar junto a los granaderos con la vestimenta militar. El hecho, que cautivó a todos los presentes, ocurrió el domingo a la tarde, durante la celebración del 206º aniversario de la batalla de San Lorenzo.
El niño se llama Tomás Magnano y desde muy temprano despertó un interés por las figuras y los sucesos patrios. Según sus padres, Lucas y Silvana, el niño desarrolló un fanatismo precoz por San Martín, por quien pregunta casi todas las semanas e intenta informarse de sus proezas.
De hecho, para el último 6 de enero pidió a los Reyes Magos que le regalaran un traje del prócer. Esa misma indumentaria fue la que decidió llevar al acto el domingo.
“Esto empezó hace un par de meses, cuando buscábamos videos de aventuras y espadas. Entonces le mostré la Marcha de San Lorenzo, le conté que San Martín usaba espada, y después encontramos videos de Zamba en Paka Paka. A su vez mi papá trabajó en el convento de San Carlos y mi tío fue el párroco del museo”, contó el padre del pequeño, en declaraciones al diario rosarino La Capital.
La familia Magnano aprovechó para participar de las celebraciones del principal acto de la ciudad durante todo el fin de semana. El sábado, Tomás se acercó a los representantes de la fanfarria Alto Perú para desfilar y cantar junto a ellos la Marcha de San Lorenzo. Ya el domingo, el niño se encontró con los granaderos para atestiguar el izamiento de la bandera en la plaza San Martín.
Según su padre, Tomás sabe la letra del Himno y de la canción Aurora, y aprovecha que su madre es profesora de historia para conocer más sobre los hechos y personajes emblemáticos la Argentina. “Le gusta San Martín y está todo el tiempo actuando. Tiene un caballito de madera y te pide que seas [el Sargento] Cabral y lo salves”, afirmó el padre.

Mateo

En octubre de 2017, Mateo –un niño de 2 años– sorprendió a las personas que participaron de la ceremonia de arriado de la bandera en la Plaza de Mayo, cuando se escapó de sus papás y corrió para sumarse al tradicional desfile que se realiza todos los días a metros de la Casa Rosada.


Erguido y serio, a paso firme como corresponde, Mateo marchó junto la guardia del Regimiento que cumple con el protocolo por las mañanas, con el izado de la bandera, y por la tarde con su arriado. El gesto fue espontáneo. En una primera instancia, la idea era que Mateo presenciara el acto en vivo y en directo, no que participara. Pero no pudo controlar sus ansias y, cuando vio a los soldados de la Patria, se incorporó, presuroso, al relevo.
Su participación en el ritual no fue casual. El granaderito cumplió un sueño que comenzó cuando su familia visitó casualmente la plaza San Martín un 17 de agosto. El pequeño presenció un desfile por el aniversario de la muerte del Libertador y a partir de ahí no dudó. “Mamá, no quiero el traje de Spiderman, quiero el de un granadero”, pidió.
Así, el Padre de la Patria sigue sumando soldados.

Comment here