“Dolor y esperanza”: la increíble historia del “Paciente 1” de coronavirus en Italia

Minuto Mercedes

Buscamos la verdad y te la contamos 💻📱

Mundo

“Dolor y esperanza”: la increíble historia del “Paciente 1” de coronavirus en Italia

Mattia, de 38 años y deportista, fue el primer caso registrado en el país sin relación con China. “Me enfermé, me recuperé, sufrí la pérdida de mi padre y me alegré por el nacimiento de mi hija”, resumió.

 

La historia de Mattia, el “Paciente 1” de Italia, puede resumirse en cuatro simples palabras-según él mismo describe-: “Enfermedad, curación, dolor y esperanza”.

Este hombre de 38 años y deportista, fue el primer caso registrado en el país sin relación con China. Ahora, tras ser dado de alta, se convirtió en un símbolo de lucha en el país más golpeado por el brote de covid-19.

A fines de febrero, Mattia ingresaba en el hospital de Codogno, en el norte de Italia, con un grave cuadro de neumonía. Durante su enfermedad, contagió a su esposa embarazada, a un amigo, y a su padre, quien posteriormente murió como consecuencia del virus.

“Enfermedad, curación, dolor y esperanza. Así puedo resumir mi historia de paciente con Covid-19 curado”, dijo el hombre que hace poco fue dado de alta, en un video trasmitido por un programa de la RAI. “Estamos suspendidos entre las ganas de que todo pase rápidamente para nosotros, nuestros seres más queridos y todos los demás y el temor de que todo esto no termine, al menos en poco tiempo”.

Además, Mattia también infectó al personal sanitario del hospital de Codoño, la ciudad cercana a Milán que se convirtió en el principal foco de la epidemia en Italia.

Unos días después, en medio de la grave epidemia del coronavirus que ya se cobró más de 17.000 vidas en Italia, su mujer dio a luz a Giulia. “Me enfermé, me recuperé, sufrí la pérdida de mi padre y me alegré por el nacimiento de mi hija”, dijo Mattia. “Vivimos y nuestra vida tiene sentido solo cuando la esperanza abre una perspectiva ante nosotros. Esta esperanza para mí se materializó con el nacimiento de mi hija Giulia”, sumó.

Además, el hombre llamó a la unidad del mundo “para hacer que este feo paréntesis termine pronto”.

Paciente 1 de Italia

Mattia ingresó el 20 de febrero en el hospital de Codogno, en la provincia de Lombardía (norte de Italia) y se convirtió en el primer caso registrado en el país sin relación con China. Era el “paciente uno” que revelaba que el virus ya circulaba entre la sociedad.

El pasado 25 de marzo, después de más de un mes ingresado en grave estado, fue dado de alta finalmente, y este martes su hija Giulia venía al mundo después de que la madre, Valentina, superara también el coronavirus cuando estaba ya en el octavo mes de gestación.

 

Fue la doctora Annalisa Malara del hospital de Codogno, quien al ver que el paciente, joven y sano, no mejoraba y cada vez estaba peor, pidió autorización para realizar la prueba del coronavirus. Hasta ese entonces sólo se había hecho a los italianos evacuados de Wuhan (China) o a dos turistas chinos que se sintieron mal en Roma.

El 21 de febrero, pocos días después de ser ingresado en Codogno, Mattia fue trasladado muy grave al hospital San Matteo de Pavía, donde estuvo en tratamiento durante más de un mes con un cóctel experimental de fármacos, antibióticos, antivirales y anti-VIH.

 

Comment here