.: MINUTO MERCEDES :.
  • Home
  • Internacionales
  • La herencia envenenada que recibe Duque de Santos: una Colombia con récord de cultivos de coca
Internacionales

La herencia envenenada que recibe Duque de Santos: una Colombia con récord de cultivos de coca

El mandato de su predecesor, Santos, ha fortalecido los cárteles y favorecido las bandas disidentes de las FARC

Iván Duque, de centro-derecha, asume hoy la Presidencia de Colombia

Marta Lucía Ramírez, nueva vicepresidenta de Colombia: “Juan Manuel Santos resucitó a las FARC”

Santos no logra un alto el fuego bilateral con el ELN antes de dejar la Presidencia

Es un récord maldito. Las 209.000 hectáreas de sembradíos y las 921 toneladas de cocaína que reportó la Oficina para la política antidrogas de la Casa Blanca, el dato más creíble de cuantos se emiten cada año, es la herencia envenenada que Juan Manuel Santos deja a su sucesor en Casa Nariño. Cuando él llegó al poder en el 2010 recibió menos de 50.000 hectáreas después de que el gobierno de Álvaro Uribe, con la ayuda de los Estados Unidos, llevara a cabo una agresiva campaña contra los cultivos ilícitos. Nunca en la historia de Colombia habían sembrado semejante cantidad de matas de coca ni producido tanto polvo blanco.Cuadruplicar la superficie sembrada no sólo supone que corra más droga por las calles de Colombia y del mundo o que todo el inmenso caudal de fondos norteamericanos y nacionales dedicados a combatir la producción se haya perdido. Para la nación sudamericana tiene unas consecuencias nefastas en materia de seguridad. Implica el fortalecimiento de las guerrillas y los cárteles de la droga, y la imposibilidad de que el Estado asuma el control de unas regiones donde cada día grupos criminales de distinto pelaje son más fuertes. El ELN (Ejército de Liberación nacional), EPL (Ejército Popular de Liberación) y las disidencias de las FARC, así como el Clan de Golfo y un puñado de cárteles narcos de menor tamaño, han aumentado sus estructuras y extendido sus tentáculos en Cauca, Putumayo, Caquetá, Guaviare, Nariño y Chocó, entre otros departamentos.

Este periódico conoció el lunes un reporte militar que muestra el crecimiento del número de bandas creadas por ex comandantes de las FARC que rechazaron los acuerdos de paz y volvieron a delinquir. Bajo el paraguas de unas nuevas FARC-EP, ya han conformado once grandes agrupaciones, además de otras diecinueve de menor tamaño, al mando de ‘John 40’ y ‘Gentil Duarte’, entre otros ex comandantes de dilatada experiencia criminal. Junto a los veteranos, han aparecido jóvenes despiadados, como alias ‘Guacho’, que ganó notoriedad por secuestrar y después asesinar en cautividad al equipo periodístico de ‘El Comercio’, principal periódico ecuatoriano, en abril pasado. “La expansión de la coca se debe al cambio de política de Santos con respecto al anterior Gobierno. Cumpliendo los acuerdos de la Habana con las FARC, suspendió los programas que hicieron posible la reducción de la coca”, explica a El MUNDO el experto en Defensa y drogas, Alfredo Rangel. “La suspensión tanto de las fumigaciones aéreas como de la erradicación forzosa de los cultivos, la generación de incentivos perversos según los cuales el campesino que tuviera coca iba a recibir créditos y beneficios sociales y nada el que no la tuviera, generó un ambiente de permisividad que cuadruplicó la producción. El responsable directo y exclusivo es el Gobierno de Juan Manuel Santos”.Ocupar de nuevo el primer lugar como país productor de cocaína a mucha distancia de Perú y Bolivia, y ser el responsable del 90% de la que llega a Estados Unidos, ha provocado volver a “narcotizar” las relaciones con Washington. Para la administración de Donald Trump, alarmada por el crecimiento del consumo de cocaína en su país y las muertes por sobredosis, reducir la cantidad que siembran, producen y trafican será una prioridad. Cabe recordar que a finales del 2017 un sector del Capitolio norteamericano estuvo pensando descertificar a Colombia, medida que implica cortar la asistencia monetaria, incluida la de antinarcóticos. Santos logró frenarlo y ahora contarán con un aliado en Bogotá porque para el Gobierno de Iván Duque el reto es volver, cuanto menos, a la superficie de coca que existía en el 2010. “No dejaré de aplicar ningún mecanismo que contribuya a que el país deje de seguir nadado en coca”, dijo en una entrevista con El MUNDO cuando era candidato y ha reiterado desde que venció en las elecciones. Adelantó que en lugar de avionetas para asperjar un químico que queme las matas, usará drones, que son más precisos.

Related posts

Mercenarios rusos a cambio de oro africano

Tensión en Lieja, Bélgica: un hombre gritó “Alá es grande” y mató a tres personas

La primera dama de la ultraderecha en Italia

Login

X

Register