.: MINUTO MERCEDES :.
  • Home
  • Destacado
  • El Pueblo correntino de luto por la partida del “Flaco” Cosarinsky
Destacado

El Pueblo correntino de luto por la partida del “Flaco” Cosarinsky

La voz de los carnavales correntino y del chamamé, el “Flaco” Juan Carlos Cosarinsky (70) decidió poner fin a su vida. Alrededor de las 13.30 de ayer ingresó al Hospital Escuela en gravísimo estado a causa de un disparo en la cabeza con un arma de fuego.

La drástica determinación la tomó cuando estaba en casa de Zunilda López, su ex mujer, en un domicilio de Gorriti y Castro Barros del barrio Universitario, el cual se encuentra al lado de su casa por Castro Barros al 5100.

La mujer contó que fue al baño, tras lo cual sintió una fuerte detonación. Llamó con urgencia a la ambulancia y también al personal policial de la Comisaría 16ª que halló un revólver junto al cuerpo, que sería calibre 22 milímetros.

El forense dijo que el “Flaco” sólo tenía orificio de entrada en la región fronto temporal derecha de la cabeza. En delicadísimo estado fue llevado al Hospital Escuela, donde ingresó a la siesta. Desde la dirección del centro de salud no brindaron información alguna a este medio.
Fue la Policía de la provincia la que confirmó a las 19 que había fallecido.

De esa manera se apagó una de las voces más emblemáticas del carnaval correntino y del chamamé.
Por tratarse de una persona muy popular y querida por la comunidad correntina, hoy de 10 a 13 se podrán despedir sus restos en el Teatro Vera.

Vida
El “Flaco” nació en Ensenada Grande, San Cosme, el 20 de agosto de 1945. Sus orígenes fueron muy humildes y en una entrevista con El Litoral recordó que “la única madre que conocí fue Rosa, la esposa de mi abuelo”.
En esa misma nota rememoró a esa “humilde lavandera de manos húmedas y de hablar sencillo que preparaba todos los días ‘chipacueritos’ que vendía al regresar de la Escuela Nº 8 del barrio Pueblito Buenos Aires”, ya en su infancia en la ciudad de Corrientes.

Su faceta artística nació en Buenos Aires, donde viajó en búsqueda de mejor suerte.
Un señor lo llevó a “La peña de Tía Mary”, por avenida Corrientes, “y me puso frente a un micrófono para animar la presentación de la orquesta de turno”.
Tenía una voz inconfundible. Sus dichos también se popularizaron en la calle, como aquel sonado “Claro que sí”.

Incursionó en muchas áreas de la cultura correntina y en todas dejó huellas: carnaval tanto oficial como barrial y el festival del chamamé.
Fue justamente el creador del llamado “Festival de festivales del chamamé”, que posteriormente dio paso al Festival Nacional del Chamamé que se celebra todos los años en el anfiteatro Cocomarola.
Quienes lo conocieron de cerca aseguran que era un hincha reconocido de Copacabana y de ahí el símbolo del loro que acompañaba las emisiones de sus programas televisivos de los sábado a la tarde en Canal 13 de Corrientes. Inició con “A toda cumbia” y luego siguió con “A todo ritmo”.
En el carnaval también dejó su sello al anunciar al país y al mundo su popular frase: “Aquí Corrientes, Capital Nacional del Carnaval”.
Esta era la apertura de las noches de corsos tanto oficiales como barriales.

Related posts

Gobernador Valdés: “El paro es inoportuno, la única forma de salir adelante es produciendo”

Valdés ratificó apoyo a la tercera edad en lanzamiento de la súper liga de tekoabuelos

Narcotráfico: Condenaron a nueve años de prisión al “Pelado” Benítez

Login

X

Register