.: MINUTO MERCEDES :.
Internacionales

El huracán Florence amenaza con inundaciones “catastróficas” en EE UU

Las autoridades prevén que el ciclón de categoría 4 se intensifique aún más en las próximas 24 horas. Trump sostiene que el Gobierno está “totalmente preparado” para responder.

El huracán Florence continúa robusteciéndose. Mientras se acerca raudo a la costa este de Estados Unidos, amenaza con provocar inundaciones “catastróficas”, según las autoridades. El ciclón, de categoría 4 en una escala de 5, tocará tierra este jueves, afectando principalmente a Carolina del Norte, Carolina del Sur y Virginia. Las autoridades han dado la orden de evacuación a un millón y medio de posibles damnificados en los tres Estados, declarados en situación de emergencia, al igual que Maryland y Washington DC. Los expertos advierten de que la tormenta tropical será “extremadamente peligrosa” cuando azote la costa sureste del país. Por su parte, el presidente Donald Trump aseguró que su Administración está “totalmente preparada” para responder.

Con vientos máximos de 215 kilómetros por hora, el huracán Florence puede que alcance la máxima categoría en la escala de Saffir Simpson. Está previsto que el ciclón pierda fuerza solo una vez que llegue a la frontera de Carolina del Norte y del Sur. “Esta tormenta va a impactar de manera directa”, advirtió este martes Jeff Byard, de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA), refiriéndose a los daños masivos, inundaciones y cortes de energía. Byard instó a los residentes a evacuar para evitar las consecuencias de “la tormenta más fuerte” en esta zona del país “en décadas”. Trump, en la línea, se dirigió temprano a los posibles afectados a través de Twitter: “¡Estén preparados, tengan cuidado y estén a salvo!”.

En la Casa Blanca, Byard, junto a la secretaria de Seguridad Interior, Kirstjen Nielsen, le explicaron este martes al mandatario la aproximación del huracán. Tras la reunión, el republicano sostuvo que la tormenta será “tremendamente grande y tremendamente húmeda, una tremenda cantidad de agua”. “La seguridad de los estadounidenses es mi máxima prioridad. No escatimamos en gastos”, añadió el presidente, quien dio el permiso para declarar situación de emergencia en cinco Estados, lo que permite liberar fondos federales. Trump aprovechó de destacar la respuesta de su Gobierno al huracán María, que azotó Puerto Rico hace algo menos de un año. Calificó el actuar como “un increíble éxito no reconocido”, pese a que las cifras de muertos revisadas por las autoridades de la isla ascienden a cerca de 3.000.

Según la trayectoria trazada, el centro de Florence se moverá por el suroeste del Atlántico entre Bermudas y las Bahamas hasta este miércoles, y se acercará a la costa de Carolina del Norte y del Sur entre el jueves y viernes. Los expertos del Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés) prevén que el ciclón se intensifique aún más en las próximas 24 horas y se mantenga como un huracán “extremadamente peligroso”. “El tamaño de Florence es asombroso”, advirtió el director del NHC, Ken Graham, y agregó que “podría cubrir de nubes fácilmente varios Estados. Esto no es solo un evento costero”, puntualizó. Byard advirtió de que será “una recuperación a largo plazo. No va a ser una tormenta de la que nos recuperemos en unos días”.

La amenaza de inundaciones en el interior se extenderá hasta la próxima semana en algunas zonas de Tennessee, Georgia, Virginia Occidental, Ohio, Pensilvania, además de los Estados ya mencionados. Trump dijo que había hablado con los respectivos gobernadores y que “el gobierno federal está listo para asistir”. “El huracán Florence tiene el potencial de causar inundaciones catastróficas, especialmente en las zonas costeras”, lamentó este martes Ralph Northam, gobernador de Virginia. La costa de Carolina del Norte ya presenta fuertes marejadas, corrientes y oleaje. “Todos deben mantenerse atentos a Florence y prepararse para su impacto más avanzada la semana”, advirtió este lunes Roy Cooper, el gobernador del Estado. “No queremos arriesgar una sola vida en Carolina del Sur”, dijo su homólogo de Carolina del Sur, Henry McMaster.

Ralph Northam, gobernador de Virginia, calificó el huracán como “el más importante en décadas” para el Estado, y advirtió de la posibilidad de “inundaciones catastróficas, fuertes vientos y posiblemente amplios cortes de energía”. “La mayor amenaza de los huracanes no son los vientos fuertes, sino que las inundaciones son la consecuencia más mortífera de estas tormentas”, agregó.

Related posts

Un puente se derrumba en Génova dejando atrapados a varios vehículos entre los escombros

La morgue de Venezuela en la que estallan cadáveres por falta de energía eléctrica

El caso de la niñera china ejecutada por provocar un incendio y matar a la familia para la que trabajaba

Login

X

Register