.: MINUTO MERCEDES :.
Deportes

El hexa puede esperar

Brasil eliminado del Mundial: no pudo ante una complicadísima Bélgica, perdió 2-1 y a hacer las valijas en cuartos. Hazard y Courtois, las grandes figuras en la impresionante victoria de los europeos. Ahora, en semis, irán contra Francia.

Ao Papa no está con nosotros ni con voces. ¡Afuera Brasil! ¿Qué quieren que digamos? No nos vamos a poner tristes porque están eliminados del Mundial de Rusia. El hexa debe esperar (otra vez). Elogiamos su reinvención post 1-7 ante Alemania. Admiramos la alegría con la que juegan. Elogiamos el laburo de Tite. Reconocemos que Neymar la toca más que Messi. Aplaudimos las diabluras de Coutinho. Nos volvemos locos con que no podemos sacar un lateral como Marcelo. Y todo eso que nos falta y les envidiamos sanamente. Pero si nosotros no levantamos la copa, menos queremos que lo hagan ustedes. Bélgica les ganó bien (ajustado 2-1), por momentos les movió la pelotita, y ahora tienen que armar las valijas. Es duro: a nosotros ya nos pasó. Ahora, Brasil, decime vos qué se siente.

Tienen su mérito los Diablos Rojos (cinco jugados, cinco ganados) en volver a estar entre los cuatro mejores de un Mundial, como en México 86, cuando cayeron en la semi contra la Selección de Maradona. Jean-Marie Pfaff, Enzo Scifo y Jan Ceulemans se reencarnaron en Courtois, De Bruyne y Hazard. El arquero achica el arco desde sus casi dos metros. Y los dos de arriba mueven la pelota y hacen jugar con la misma sencillez que cada fin de semana en la Premier League.

Los dirigidos por Roberto Martínez plantearon este duelo de cuartos de final con un 3-4-3, donde los dos extremos -Hazard y Lukaku- estaban para tapar las subidas de Fagner y Marcelo y el 9, raro en De Bruyne, se encargaba de Fernadinho y/o Paulinho. Y los cuatro volantes se iban encima de los tres creativos del Scratch. Y se les complicó a Coutinho y a Neymar armar juego. Muchos menos a los improductivos Willian y Gabriel Jesus.

Es cierto que el primer gol fue producto de la fortuna. Así como Thiago Silva se llevó por delante la pelota en un corner y pegó en el palo, en el primer tiro de esquina para Bélgica la suerte le volvió a jugar a favor: Kompany no llegó a cabecear, tampoco Gabriel Jesus en sacarla y la bola rebotó en el brazo derecho de Fernandinho (¿ao mano de Deus?) y sorprendió a Alisson.

 

Related posts

No hay permiso: Gimnasia recibirá a Boca en el Bosque y sin hinchas visitantes

Leandro Desábato podría retirarse del fútbol a fin de mes

Rusia 2018: Bélgica lo dio vuelta en el último minuto, pasó a cuartos de final y jugará con Brasil

Login

X

Register